10 “sanguijuelas” que pueden robar tus sueños

En nuestra primera entrada comenzamos a hablar sobre alcanzar objetivos y cumplir sueños que a veces vemos imposibles de lograr. Es sabido que el camino que te lleva a vivir plenamente lo que sueñas puede llegar a ser engorroso, más aun cuando a nuestro al rededor tenemos estas llamadas “sanguijuelas” que solo absorben nuestra energía y determinación para poder llegar a nuestra meta.

Algo importante que queremos compartir con ustedes, son las 10 cosas que nos detuvieron a nosotros por mucho tiempo en lo que a cumplir sueños se refiere.

Nuestra pregunta es la siguiente:

¿Has cumplido todos tus sueños/propósitos?

Si tu respuesta es no, te contamos que lamentablemente, esto es más normal de lo que crees, pero no imposible de concretar. Tú, que estás leyendo esto, tienes el potencial infinito para lograr todo lo que te propongas, si es que esto no está ocurriendo, quizás este post, te ayude a identificar ciertos factores que muchas veces nos frenan, sin siquiera darnos cuenta.

1- Ver tu sueño como algo inalcanzable: 

Así como fuiste muy honesto/a en responder la primera pregunta que te hicimos, es que tienes que reconocer si en tu interior está la sensación de que tus sueños son demasiado grandes, muy difíciles de concretar o piensas que es algo que muy pocas personas logran, por lo tanto, no es muy probable que tú lo hagas. Si esto ocurre, te queremos contar que es esta una de las mayores limitantes que puedes tener, ya que si crees que es imposible, así lo será… y todas las oportunidades que se presenten para que puedas concretar tus sueños, pasarán inadvertidas para ti. El primer ingrediente para lograr tus sueños es tener esperanza. No sabemos si crees o no en Dios, pero el creer que existen esperanzas para ti abre las puertas a que cosas milagrosas pasen.

2-No saber para qué eres bueno:

Si te piden una lista de 10 habilidades, ¿cuantas tendrías tú?, si tu respuesta no la conoces, te cuesta identificarlas, o son menos de 5 las que lograste identificar, significa que no estás aprovechando un recurso que puede ser muy útil para llegar a tu meta. Digamos que tu sueño es ser empresario y resulta que tienes buena habilidad para los números. Esto te va a abrir puertas para alcanzar tu propósito. ¿Qué pasa si no eres bueno para las matemáticas pero sí lo eres para las letras o el arte? Aun así, esto te puede ayudar, siempre y cuando sepas crear la oportunidad en la que el ser bueno para algo te acerque a tu sueño. Usa lo que tienes, se creativo, busca dentro de ti. Sabemos que ahí está la respuesta.

3-  Temor al fracaso:

Temer al fracaso es como apostar por un caballo que sabes que perderá. ¿Te has dado cuenta que cuando más temes que algo ocurra, el final no es bueno la mayoría de las veces? Esto se puede deber a que la fe funciona de maneras poderosas, y ¿qué es lo contrario a la fe? El temor, por lo tanto si pones temor sobre algún tema, como el inicio de algún proyecto, por ejemplo, su éxito puede verse truncado por el temor que lo rodeó.

4-Escuchar a personas incorrectas:

En la vida, nos rodeamos de toda clase de personas. Gente que te anima a ir más allá y gente que te llena de miedos. Este punto es de vital importancia, ya que en ocasiones, los consejos o comentarios vienen de gente muy importante para nosotros, parejas, familia, amigos, etc. Pero, deberás aprender a identificar las palabras que recibas. Si éstas te traen desánimo, desconsuelo, pesimismo y/o temores, ¡deséchalas! No las tomes en cuenta y haz oídos sordos. En cambio, toma aquellas palabras que te animan a seguir, que te llenan de optimismo y te dan esa cuota de motivación que necesitas cuando sin querer empiezas a flaquear en el camino hacia tus sueños.

5-No salir de la zona de confort:

Existe una llamada zona de confort, que es ese espacio metafórico en el que estamos “cómodos” con situaciones buenas y malas, pero cómodas al fin y al cabo porque son de nuestro conocimiento. No salir de nuestra zona de confort no nos moviliza en lo absoluto a cumplir nuestros sueños, solo nos estanca en donde estamos. Ten presente que para cambiar nuestra realidad, es necesario salir de esta zona de confort y enfrentar las cosas desconocidas que te abrirán el mundo de posibilidades y te llenarán de aprendizajes.

6-Comparación con otros:

Si intentas caminar en línea recta hacia un objetivo, no puedes hacerlo con tu vista a los costados. ¿Has visto a los caballos de carrera? Ellos usan anteojeras (esas cositas en sus ojos para no mirar a los lados) para no distraerse o asustarse con sus contrincantes. Lo mismo es recomendable en la carrera que nos lleva a cumplir nuestros sueños. Las comparaciones con otras personas solo nos hacen perder el tiempo que deberíamos invertir en avanzar hacia nuestro objetivo. Los demás pueden tomar muchos caminos, y reaccionar de formas distintas frente a diferentes estímulos, Tú eres único/a, y tienes la libertad de escoger el camino que más te acomode y te haga más feliz.

7-Hablar mal de ti mismo:

¿Comprarías un producto si el creador te dice que no funciona para nada, no sirve o es una pérdida de tiempo? Tú eres tu propia marca, y cada vez que hablas mal de ti mismo, te dices a ti y luego al mundo lo mal que haces las cosas y lo poco capaz que eres, y te estás haciendo un daño. Lamentablemente el único resultado de esto es que tú te amarás cada vez menos (porque las personas creemos aquellas cosas que nos repetimos constantemente) y harás que las personas a tu alrededor depositen menos confianza en ti. Repite diariamente lo capaz que eres de lograr lo que quieres, no como un mantra repetitivo, sino que convenciéndote a ti mismo, de lo bueno y apto que eres para decidir ser feliz.

8-No plantearse metas concretas a corto plazo.

¿Puedes ver una película si nunca tienes la fecha del estreno? Tus sueños son tu película, y si no pones la fecha nunca la verás. Las metas a corto plazo te sirven para marcar tus tiempos, definir lo que necesitas y concretar los pasos hacia tu meta, no importa lo pequeños que sean, los necesitas comenzar a moverte.

9-Procrastinar o dilatar los procesos:

A cuantos no nos ha pasado que al tener una tarea pendiente nos inventamos infinitas excusas para evitar realizarlas, y hacemos otras menos importantes en su lugar, esto es procrastinar. El  evitar iniciar el proceso, usando frases como “el otro año” “es que ahora no tengo tiempo” “Tengo que evaluar varias cosas primero” “más adelante” “tengo que juntar la plata” te mantendrá siempre en la misma posición, y corres es riesgo de que sin darte cuenta el tiempo pase y se limiten aún más tus opciones. El ”ahora” siempre es un buen momento. Como dice la frase “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” podemos también decir “no cumplas mañana los sueños que puedes empezar a cumplir hoy”

10-No aprender de los errores o mirar los errores como fracasos:

  Por último, nos detenemos en una frase que siempre se dice, aprende de los errores, pero que en realidad pocas veces se explica. ¿Puedes ser experto en algo sin nunca haberte capacitado? La clave de todo esta justamente en el error, cada vez que te equivocas tienes la garantía de saber cuáles pasos no dar al intentarlo de nuevo, y eso te hace un maestro, saber qué es lo que debes hacer a la luz de lo que sabes que esta mal.

.

2 comentarios sobre “10 “sanguijuelas” que pueden robar tus sueños

  1. Ame el contenido claramente me identifique con el numero 7 y 10 es como si los escuchara diciendomelos jajajajjaj los quiero mucho SON GRANDES Y GUAPOS que mas? Jajajaj que Dios los acompañen por siempre y seguire sus consejos por que desidí ser Feliz 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s